FORMACIÓN SOBRE PATOLOGÍA LUMBAR

El 80% de la población ha experimentado al menos una vez este tipo de dolencia que, además, es responsable del 25% de las bajas. El objetivo de la jornada es facilitar el trabajo de los facultativos involucrados en la gestión y control de las incapacidades temporales

El 80% de la población ha experimentado al menos una vez en su vida dolor lumbar. Además, es uno de los principales problemas de salud en el ámbito laboral hasta ser el responsable del 25% de las bajas por accidente laboral. Ante la alta prevalencia en la población y las grandes repercusiones económicas, fundamentalmente derivadas de la pérdida de días de trabajo, Mutua Gallega organizó esta mañana una Jornada Formativa de Patología Lumbar, dentro del programa de formación para la mejora de la gestión de la incapacidad temporal.

La duración media de la lumbalgia aguda suele ser de entre 1 a 20 días, y supone la mayor parte del gasto sanitario por Incapacidad Temporal, consecuencia de la pequeña proporción de casos que se cronifican. La cita estaba dirigida a los médicos de control y gestión de dicha prestación de toda su red, así como a los médicos evaluadores de la Unidad Médica Provincial para el Control y Evaluación de la incapacidad de la Dirección Provincial del INSS de A Coruña y a los inspectores médicos de la Unidad de Salud Laboral del Servicio de Inspección de Servicios Sanitarios de A Coruña.

La jornada se desarrolló en los Servicios Centrales de Mutua Gallega a cargo de los doctores Gabriel Sánchez Mazariegos, Alejandro Prego Bestilleiro y José María Álvarez-Campana Rueda. Los ponentes dividieron la formación en dos partes: una primera teórica, y una segunda práctica, que tenía como objetivo mejorar las habilidades en la exploración y el manejo de la patología lumbar de los participantes.

En su exposición, los médicos explicaron que la lumbalgia se define como un dolor localizado en las estructuras osteomusculares de la región lumbosacra, que puede ser debido a la alteración de las estructuras vertebrales y no vertebrales tanto articulares como extrarticulares. Este dolor puede ir acompañado de contracturas musculares, hormigueo, parálisis e incluso puede asociarse a dolor en la pierna por irritación del nervio ciático.

Hay que tener en cuenta que las manifestaciones clínicas de la lumbalgia no se correlacionan con la gravedad o causas de las mismas; así puede haber procesos con mínimas lesiones que generen un dolor de gran intensidad o viceversa. El origen del dolor lumbar puede ser motivado por una gran variedad de procesos y en el 80% de los casos, no se le puede atribuir una lesión específica.

ComentariosComentar

Rellene los siguientes datos y envíe su opinión. Gracias

  • Nombre:
  • Email:
  • Opinión:
  • No hay comentarios disponibles.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. | OK